Pastel de pollo con patatas (con nada de gluten)

El momento: 

Hoy vamos a explicaros un plato que os sorprenderá. En primer lugar es sano y muy apetecible en cualquier época del año, además se cocina a partir de lo que sobra de otro plato por lo que estamos reaprovechando, y sobe todo porque este pastel de pollo está delicioso y encantará tanto a niños como a mayores.

Cocínalo en media hora y aproveche el pollo al horno del domingo para una cena entre semana.


Preparación:

Ingredientes 2-3 personas

300 gramos restos de pollo al horno
4 vasos de agua
3 patatas
2 zanahorias
1 huevo
1/2 vaso de harina de maiz
Aceite para freir
Utensilios

Cazuela con tapa
Sartén ancha
Espátula de silicona
Bol para mezclar

 A cocinar toca:


1 En primer lugar vamos a colocar el resto del pollo en una cacerola con tapa. Vamos a cocer el pollo para crear un caldo.

Incluiremos hueso, piel, y todo lo que haya sobrado del plato anterior.

Mientras cuece podemos pelar la patata y la zanahoria y trocearlas.




2 Pasados unos 10 o 15 minutos el caldo estará listo. Abrimos la tapa y sacamos solo el pollo, dejando el caldo caliente para colocar las patatas  y la zanahoria.

Mientras ahora se cuecen las patatas con el caldo, vamos a desosar el pollo. Es importante que no quede ni un huesito, o tendremos alguna sorpresa algo molesta.



 3 Tenemos que deshilachar la carne. Es un proceso laborioso, pero nada complicado. Una vez esté separada a hilitos la reservaremos.









 4 Cocidas las patatas y las zanahorias abrimos la tapa. Ahora vamos a hacer el puré con ellas.

Reservamos el caldo.
Si observamos que nos hemos quedado cortos de agua añadiremos un poco de agua, pero en este caso deberemos recuperar caldo





 5 En el bol hemos de añadir también el huevo, de este modo luego la masa ligará.

Después añadiremos el pollo, el cual podemos batir un poco para que se funda con la patata.

Es mucho más agradable encontrar trozos enteros de pollo dentro de la mezcla



6 Añadiremos el caldo que ha sobrado para darle el sabor.

Es muy posible que la masa nos quede demasiado líquida, pero eso lo vamos a solucionar añadiendo otro ingrediente más, la harina de maíz.

En este caso hemos usado harina precocida blanca. Es fácil de encontrar en supermercados, también harina de maíz amarilla. Se suele utilizar para cocinar arepas.



 7 La sartén con aceite de oliva o girasol será el destino de nuestra mezcla.

Cuando el aceite esté caliente añadiremos 3 o 4 cucharadas soperas bien colmadas.

El proceso es parecido al de hacer una tortilla.



8 La masa irá ligando, ayudados de una espátula de silicona le daremos la forma adecuada.

A la hora de servir la podemos acompañar de queso (que se fundirá), o de mahonesa en un rinconcito del plato.

2 comentarios:

  1. Me la quedo jeje, tiene que estar muy rico y con una ensaladita al lado de brotes jovenes ideal.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros la acompañamos con rúcula y una vinagreta suave hecha con mostaza, aceite de oliva y vinagre de jerez.

      Muchas gracias por leernos.

      Besos.

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.
 
  • Recetas sin gluten © 2012 | Designed by Rumah Dijual, adapted by GEODA GRUP, Copywriting Agency.