Paella de marisco, con calamares y sin gluten (valencian style)

El momento: 

Tradicionalmente se nos ha metido a todos la idea de que la paella es para el domingo, lo cual es mentira, porque una paella bien hecha puede apetecer hasta para desayunar. Pero bromas a parte, es un plato que se cocina mejor en compañía. Su cocinado debe ser lento para que el arroz redondo, especialmente de València, absorba el sabor del caldo.

Por la falta de tiempo que solemos tener el fin de semana se ha convertido en el momento adecuado para prepararla.

 Ingredientes para 4 personas:

Ingredientes

  • 500g. de arroz redondo o bomba
  • 2 calamares frescos
  • 1/2 bolsa de preparado de marisco para paella
  • 4-6 gambones
  • 1/2 bolsa de judia verde plana y garrofó
  • Tomate rallado
  • Azafrán, pimentón dulce (paprika) y sal.

Utensilios

  • Una sarten grande o paella
  • Cuchara de madera o espátula
  • Papel de aluminio
  • Cuchillo

¡Cuidado con los talibanes de la paella!

¡A tener en cuenta!

 La judía verde debe ser plana, puede ser fresca pero siempre cortada en porciones de 3 cm. como mucho.

El garrofó es una especie de alubia muy característica del País Valencià. Su sabor es muy suave, pero no por eso imprescindible
Puedes encontrar bolsas de preparado en muchos supermercados de España, pero existe una alternativa al garrofó que es la alubia de granja.
En esta receta hemos usado ingredientes muy buenos, pero acorde a los precios hemos apostado por el uso de algunos congelados.
 

Paso 1

Hemos añadido a esta paella de marisco unos calamares frescos.

El calamar lo puedes comprar también congelado y cortado a rodajas, pero en este caso hemos querido usarlo fresco aunque las bolsas de congelado puedan tener muy buena calidad.

Intenta comprar todo fresco, según los precios en la pescadería.

Para aquellos que en lugar de dedos tenéis pezuñas os diremos que es muy fácil limpiarlo. Dentro tienen como una especie de plástico (que no lo es). Este cartílago hay que retirarlo, tira de él. La pielecita que envuelve al calamar se quita pellizcándola.

Paso 2

Como puedes ver en esta imagen el calamar limpio queda como en de la izquierda. Los pequeños cartílagos transparentes los tienes en la parte inferior de la foto.

Córtalos en rodajas de un centímetro de espesor y resérvalos con el resto de mariscos que quieres añadir.



Paso 3

La paella toma el nombre del utensilio donde se prepara, es decir que eso de llamarle "caldero" es hasta incorresto y tó.

Pon aceite en la paella, un chorro generoso, que no excesivo. A poder ser ponlo de oliva, y sazona con sal gruesa.

Al añadir la sal, dicen algunas malas lenguas, se evita que el chisporroteo del aceite llegue a salpicarte hasta el felpudo de la puerta, así que si no tienes felpudo, ya verás lo que haces.

Paso 4

Con el aceite de oliva ya caliente vamos a añadir la verdura. Baja la intensidad del fuego a potencia media, o baja. No queremos que se nos queme.

Una vez le hemos dado ventaja a la judía verde y el garrofó, podemos poner el marisco. Este es el orden adecuado en esta paella, en la de carne es el inverso.


Paso 5

 Ahora añadimos tomate fresco que hemos rallado previamente.

Puedes comprar tomate natural rallado, pero te aseguramos que este detalle es tan importante como el acompañar este momento con un trago de cerveza sin gluten (hics).

Espera a que se sofría el tomate y añade pimentón dulce.


Paso 6

Añade los gambones. Sí los ponemos ahora junto a los calamares frescos porque queremos que se frían ligeramente con el sofrito.

El marisco anterior era congelado, por lo tanto era mejor ponerlo antes, y así se descongelaba perfectamente.



Paso 7

Sin que se te queden demasiado cocinados por el sofrito es el momento de comenzar a preparar algo esencial en un buen arroz valenciano: el caldo.

Añade agua hasta el límite de la paella y deja que se termine de cocinar todo con un suave hervor.

Si quieres que el arroz tome el color tradicional puedes añadir en ese momento el azafrán o colorante.

Puedes celebrarlo con otro trago de cerveza sin gluten (hics)


Paso 8

Bueno, bueno, bueno... casi pongo otra foto en lugar de la que debería... Perdón (hics).

Hemos añadido el arroz cuando ha empezado a hacer chup-chup. En ese momento hemos vuelto a bajar el gas a medio fuego.

Bajo ningún concepto se te ocurra mover el arroz una vez lo has añadido.

Dice la leyenda que una vez una señora lo movió, y entonces un vino un talibán de la paella y exhortó "risotto". La buena mujer fue deportada a Italia por liberar el almidón del arroz al moverlo.

Paso 9

El papel de aluminio, o de periódico en algunos poco higiénicos casos, sirve para que el vapor cocine la parte superior de la paella.

Este truco es un poco "looser", pero lo que más nos importa es que cuando veamos que a penas queda caldo, salvemos del "oh grano duro" a la parte superior.


Paso 10

Y aquí está la paella. Hemos tardado aproximadamente unos 45 minutos aproximadamente. Incluídos están los chistes sobre quién la hace mejor, los tragos de cerveza, e ir lavando algunos de los utensilios.

No hemos añadido tiempos a los pasos porque cada paella depende mucho del tipo de arroz, del tipo de cocción, y sobre todo del agua utilizada.


1 comentario:

  1. Que pinta tiene la paella!es el toque valenciano o yo que sé que pero estan de rechupete siempre que vamos a Velencia o una fideua o una paella caen jejeje, por fin una receta de la auténtica gracias por compartir

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.
 
  • Recetas sin gluten © 2012 | Designed by Rumah Dijual, adapted by GEODA GRUP, Copywriting Agency.